Aporta volumen a tus labios con el ácido hialurónico
COMPARTE:
Aporta volumen a tus labios con el ácido hialurónico

La estética de nuestros labios juega un papel fundamental en la armonía del rostro. Gracias al relleno con ácido hialurónico es posible mejorar su apariencia de forma segura y no invasiva, bien sea para incrementar su volumen, rejuvenecerlos, definir su forma o corregir imperfecciones. Todo ello siempre con el objetivo de obtener un resultado natural y acorde con nuestras facciones.

La disminución de colágeno en los tejidos, propia del paso del tiempo, es uno de los factores que interviene en el adelgazamiento de los labios y que afecta también su forma e hidratación. Con la infiltración labial de ácido hialurónico, se consigue recuperar el volumen, una textura más suave y bordes mejor definidos.

Para que la zona que rodea los labios adquiera una apariencia más juvenil, el especialista puede recomendar también inyecciones para borrar las líneas de expresión en el contorno labial, como es el caso de las comisuras y la parte superior de la boca.

Igualmente, ciertas imperfecciones o asimetrías pueden ser corregidas mediante esta técnica: es posible marcar la V o “arco de cupido” en unos labios superiores demasiado rectos o disimular la sonrisa gingival, toda vez que, unos labios más voluminosos, ayudan a mostrar menos las encías al sonreír.

¿Es seguro el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una sustancia natural, que forma parte de nuestro organismo. Una de sus principales funciones es retener el agua en los tejidos, así como estimular las células productoras de colágeno y elastina en nuestra piel. Estas propiedades le atribuyen gran utilidad en la medicina estética, ya que aporta hidratación; refuerza los tejidos y promueve la regeneración celular.

La infiltración de ácido hialurónico es bastante segura y ampliamente aceptada en el gremio médico, por ello, es una de las soluciones estéticas no invasivas más populares en el mundo.

Otra de las ventajas del ácido hialurónico es que los resultados pueden revertirse de forma rápida en caso de que el paciente no esté conforme. Esto se logra mediante la infiltración de una enzima llamada hyaluronidasa, que tiene la propiedad de romper las moléculas del ácido hialurónico y facilitar su absorción.

¿Cómo se infiltra el ácido hialurónico en los labios?

Para aumentar el volumen de los labios, lo más importante es elegir un profesional especializado en medicina estética, quien realizará una evaluación previa a fin de personalizar la intervención, de acuerdo a las características y necesidades de cada paciente. De esta forma, el especialista aconsejará las mejores alternativas para lograr un resultado natural y para que el paciente quede conforme con los resultados.

El tratamiento consiste en la inyección de ácido hialurónico en diversos puntos de los labios, generalmente aplicando anestésico local para evitar el dolor. Es un procedimiento que puede durar entre diez a veinte minutos y con el que se obtienen resultados inmediatos.

Recuperación y resultados

Al ser una intervención ambulatoria, el paciente puede salir de la consulta y retomar sus actividades, siguiendo las recomendaciones del médico.

Sin embargo, es preferible planificarse para descansar el resto del día tras la colocación del relleno, más que nada por la hinchazón inicial que puede producirse, que suele desaparecer durante las siguientes 24 horas. Durante este tiempo, es posible acelerar la desinflamación con la aplicación de frío sobre la zona.

Evitar el ejercicio físico, las bebidas alcohólicas y el tabaco, así como la exposición al sol y al calor excesivo, son medidas que se deben tomar en cuenta para garantizar una óptima y rápida recuperación.

El aumento de labios con ácido hialurónico no es de carácter permanente, pues esta sustancia poco a poco será absorbida por el organismo, de acuerdo con el ritmo de metabolización que tenga cada paciente. Por lo general, los resultados suelen mantenerse aproximadamente 1 año.

¿Quieres conocer más sobre el trabajo que realiza el Dr. Mike Dewever? ¡Síguenos en Facebook y YouTube!