Lifting facial

Los signos del envejecimiento facial aparecen a partir de los 40 años de edad. El rostro envejece a tres niveles: la grasa se atrofia, los tejidos conectivos se distienden y la piel se arruga. Como resultado, todo el rostro parece caerse, con pérdida del óvalo facial. El mismo fenómeno ocurre también en el cuello, con la aparición de bandas cervicales.

Lifting facial
Intervención

El objetivo del lifting 3D es un rejuvenecimiento facial duradero. La cirugía 3D implica corregir los tres niveles de envejecimiento: tensar el tejido conectivo, reponer la grasa atrofiada y estirar la piel. La cicatriz del lifting queda perfectamente escondida y, al año de la cirugía, se vuelve invisible.

Si el envejecimiento facial viene acompañado de una caída de cejas que aporta un aspecto de tristeza a la expresión facial, se realiza un lifting del tercio superior, normalmente conjuntamente con una blefaroplastia. Cuando el envejecimiento facial se expresa en la parte media de la cara y los pómulos, se realiza un lifting del tercio medio. Y cuando se quiere definir la mandíbula y rejuvenecer el cuello se realiza un lifting inferior.

Dependiendo de la zona que se necesita tratar, los liftings se realizarán por separado o de forma combinada.

La cirugía se realiza con un ingreso hospitalario de 2 días y se aplica anestesia general.

Resultados

Cada rostro envejece de forma diferente, por eso es necesario un asesoramiento de manera personalizada según las necesidades de cada paciente para obtener resultados óptimos. El objetivo es devolver la vitalidad de un rostro joven y la firmeza de la piel.