¡PROTEGE TU PIEL! ¿YA SABES CÓMO?
COMPARTE:
¡PROTEGE TU PIEL! ¿YA SABES CÓMO?

Verano, divino tesoro. Esperamos todo el año para la llegada de la época estival que nos aporta energía gracias a los días largos llenos de luz, un mejor aspecto gracias al bronceado y la llegada de las merecidas vacaciones.

Conseguir una piel bronceada equivale a estar relajado, a disfrutar del tiempo libre y, por tanto, a ser más felices. Es por ello que coger color se traduce en un aspecto más saludable. Para disfrutar de todos los beneficios del sol, es importante escoger el protector solar adecuado. De lo contrario, la piel puede sufrir quemaduras solares y provocar lesiones cutáneas.

¿Qué tener en cuenta para elegir el protector solar?

  1. Fototipo de piel. El fototipo es la capacidad que tiene la piel de absorber el sol y asimilar las radiaciones solares sin que ésta sufra. Existen 6 fototipos y se dividen entre pieles y ojos claros y con más color. A piel más clara, más sensible y un fototipo menor. Las personas de fototipo I (que incluye todos los niños menores de 3 años) y las de fototipo II necesitaran una protección de 50 SPF; las de fototipo III deberán usar una protección alta, de 30 SFP como mínimo. Las de fototipo IV, factor 20. Y las piles más morenas de fototipo V y VI, baja. No obstante, es recomendable que todas las pieles usen una protección solar alta de amplio espectro contra los rayos UVA y UVB.
  2. Lugar de veraneo. Si vas a pasar unos días en la playa, debes asegurarte de usar una crema solar resistente al agua. Esto indica, en la mayoría de casos, que puedes estar hasta entre 20-40 minutos protegido si estás dentro del agua. Pasado este tiempo, deberás reaplicar la loción solar. Si tu destino es la montaña, puedes optar por protectores solares con antimosquitos.
  3. Tipo de piel. Si tu piel es de tendencia grasa o acnéica, es mejor que elijas cremas solares de textura fluida o con toque seco. Por el contrario, si tu piel es seca, las cremas solares con un plus de hidratación serán las adecuadas para ti.

Otras recomendaciones para tomar el sol

Más allá de aplicarte protector solar, es importante:

  • Usar gafas de sol para protegerte los ojos y un sombrero o gorra para el cabello y la cabeza. De esta manera, evitarás tener insolaciones.
  • Evitar tomar el sol en las horas de máxima exposición: entre las 12.00h y las 16.00h.
  • Hidratarte antes, durante y tras la exposición al sol.
  • Usar ropa ligera, de tejidos naturales y colores claros.
  • Comer alimentos refrescantes y evitar los empachos que dificultan la digestión y aumentan la temperatura corporal del cuerpo.
  • Aplicar lociones después de tomar el sol para clamar la piel, los conocidos aftersun.
  • Si te has sometido recientemente a una cirugía de pecho, asegúrate de que han pasado mínimo tres meses. Aplícate protección solar en la zona del pecho y, en especial en las cicatrices.

¿Lista para disfrutar de tus vacaciones?

Para resolver más dudas sobre procedimientos de cirugía estética y conocer a fondo el trabajo y los buenos resultados del Dr. Dewever, recuerda seguirnos en Facebook y YouTube.