Qué es la asimetría mamaria
COMPARTE:
Qué es la asimetría mamaria

Es muy probable que, en alguna ocasión, os hayáis dado cuenta que nuestro cuerpo no es totalmente simétrico. Existen todo tipo de diferencias en nuestra anatomía y aunque algunas pasan bastante desapercibidas otras se muestran de forma evidente.

Dentro del conjunto de asimetrías que podemos tener en nuestro cuerpo, una de las que producen mayores inseguridades cuando son muy obvias son las asimetrías mamarias. Si bien el tamaño de las mamas casi nunca es exactamente parejo, hay veces que la desigualdad es muy visible.

Breast cancer awareness healthcare and medical concept

Una alteración que afecta al día a día

Este tipo de asimetría es muy común en las mujeres y tiene diversas consecuencias que propician diferentes desajustes en la calidad de vida. Hay cuestiones prácticas que se ven alteradas, como el simple hecho de elegir un sujetador cuyo tallaje se ajuste a las diferencias entre ambas copas.

Tampoco podemos pasar por alto las dificultades de índole sanitario: la espalda puede sufrir los efectos de la descompensación si el tamaño de una de las mamas difiere mucho en tamaño de la otra, de copa, provocando dolores. Y, por supuesto, la asimetría mamaria supone la aparición de inquietudes de tipo psicológico que pueden derivar en insatisfacción con nuestro propio cuerpo y en la forma cómo nos relacionamos con los demás.

Origen de la asimetría mamaria

Una de las causas más comunes de padecer esta alteración es la genética: en estos casos, la desigualdad de tamaño entre las mamas se descubrirá a lo largo de la adolescencia, con el desarrollo del cuerpo.

Sin embargo, también existen otras causas que producen dicha asimetría: los cambios que producen en el cuerpo procesos naturales como el embarazo o el propio envejecimiento pueden hacer que pechos que antes lucían simétricos cambien con el paso del tiempo. En otros casos, también puede producirse debido a problemas de salud tales como traumatismos o tumores en el área.

Corrección de la asimetría mamaria

Corregir la desigualdad de tamaño entre las mamas es posible gracias a la cirugía plástica. Cada mujer y cada caso es distinto y necesitará procedimientos específicos para lograr reducir la asimetría hasta un punto que no resulte ni visible ni molesta.

Existen distintos procedimientos de cirugía plástica focalizadas en esta zona anatómica: mamoplastias de aumento o reducción y la mastopexia para elevar la mama en caso de caída. El proceso puede necesitar intervenir una o las dos mamas, eligiendo siempre la operación más conveniente (o una combinación de ellas) para conseguir el resultado más satisfactorio posible.