Con tejido propio: Colgajo DIEP

La reconstrucción idónea es aquella que mimetiza perfectamente la mama natural. Por lo tanto, una reconstrucción con el tejido propio de la paciente siempre tendrá un comportamiento y un aspecto más natural y bonito, resistirá mejor a los tratamientos complementarios postquirúrgicos y proporcionará una mayor satisfacción a largo plazo, a los pacientes y a los profesionales.

Con tejido propio:  Colgajo DIEP
Intervención

El gold standard international para una reconstrucción mamaria es el colgajo DIEP. La técnica consiste en utilizar el tejido adiposo abdominal, con o sin tejido cutáneo, para reconstruir la mama entera. Conlleva una anastomosis microquirúrgica entre los vasos abdominales y los vasos del pecho.

Una vez implantado, el tejido adiposo abdominal se remodela para darle forma de mama. A nivel abdominal, se aprovecha la cirugía para realizar una abdominoplastia con la misma técnica quirúrgica que una cirugía estética (plicatura de rectos y liposucción de flancos si fuese necesario).

Es una cirugía larga de 4-5 horas e implica generalmente tres cirujanos. Se realiza con anestesia general.

Postoperatorio

Después de la cirugía, la paciente estará 24 horas en una unidad postquirúrgica para controlar estrechamente la reconstrucción mamaria. Posteriormente, subirá a planta donde se quedará entre 4 y 6 días.

Si bien no existe contraindicación absoluta a dicha cirugía, pacientes muy fumadoras, con DM, obesidad mordida, poco tejido adiposo abdominal o radioterapia previa pueden presentar un riesgo mayor de complicaciones quirúrgicas.